Diciembre 2003 
Click for more info
¿Qué pasaría si comunicaran a mi patrón que mi número
de seguro social no coincide con mi nombre?

¿Qué pasaría si el Departamento de Seguridad Social comunica a mi patrón que mi número de seguro social no coincide con mi nombre?

Cada año, de acuerdo a los registros del Departamento de Seguridad Social (SSA, por sus siglas en inglés), 21 millones de nombres de personas no corresponden con los números de seguro social declarados. Por ello, el SSA no puede utilizar los 320 billones de dólares recaudados anualmente a través del pago de impuestos por concepto de seguridad social provenientes de esas personas cuyos números de seguro social no son reconocidos, a menos que el SSA pueda verificar quienes pagaron esos impuestos. Para remediar esa situación, el SSA envía un comunicado a cada una de las empresas en las que más del 10% de los nombres de sus empleados no corresponden con los números de seguro social que el SSA tiene asignados. Los comunicados establecen que la empresa debe notificar del problema a los empleados cuyo número no corresponde a su nombre y que dichos empleados deben dirigirse directamente al SSA para arreglar esa situación. Una vez que los empleados han sido notificados de tal situación, el asunto es ahora entre el empleado y el Departamento de Seguridad Social únicamente. Si el empleado arregló la irregularidad o no, es algo de lo que el SSA no notifica a la empresa o al patrón. El patrón no tiene ningún derecho de pedir a sus trabajadores ninguna constancia o prueba de que el problema ya ha sido resuelto.

El Departamento de Seguridad Social establece muy claramente que los patrones no tienen ningún derecho, y que sería ilegal, el usar los comunicados o cartas como prueba de que alguien está ilegalmente en los Estados Unidos. También, establece que está estrictamente prohibido, y es por lo tanto ilegal, el usar los comunicados como pretexto para despedir a trabajadores. El Departamento de Seguridad Social no tiene ni el poder ni el derecho de informar al Servicio de Inmigración (INS), acerca de qué empresas han sido notificadas, quiénes son los empleados o trabajadores cuyos nombres no coinciden con los números de seguro social declarados, ni quiénes han resuelto ya el problema.

Las empresas reciben este tipo de comunicados del SSA una vez al año, junto con un listado de los nombres cuyo número de seguro social no coincide. El SSA tampoco tiene el poder de hacer que los patrones cumplan con su petición, ni para ponerles multas a los que no le hacen caso.

Si el trabajador cuyo nombre se ha incluído en el listado del SSA, sostiene al patrón que su número de seguro social es válido y correcto, entonces el patrón debe aceptar su respuesta y no puede solicitar más documentación o pruebas para verificar que el número de seguro social sea válido y correcto.

Si un trabajador admite que es indocumentado ante su patrón o que su número de seguro social u otros documentos que le permiten trabajar legalmente en los Estados Unidos son falsos, entonces el patrón no tiene otra opción, más bien la obligación, de despedir inmediatamente a ese trabajador. Esto porque si el patrón con conocimiento de causa emplea o mantiene empleados a trabajadores ilegales, entonces el gobierno y el Servicio de Inmigración pueden formularle cargos de tipo civil y criminales al patrón.

Si un patrón pregunta a un trabajador sobre su estatus migratorio o sobre cualquier otro asunto que pueda resultar en despido del trabajador, entonces ese trabajador debe mencionarle sobre sus "Derechos Weingarten" y leerle ésto directamente al patrón:

"Si esta conversación podría resultar en alguna forma de acción disciplinaria, despido o algún cambio en mis condiciones de trabajo, yo pido respetuosamente que un representante, oficial o delegado de mi sindicato o unión esté presente en esta junta. Sin representación, yo prefiero no participar en esta conversación".

Si no existiera ningún sindicato o unión, el trabajador puede solicitar que un testigo (por ejemplo, otro trabajador) lo acompañe durante la conversación. Si el patrón no permite la presencia de ningún testigo y hace que el trabajador conteste preguntas a la fuerza y sin testigo, entonces ese patrón ha actuado ilegalmente, y la Junta Nacional de Relaciones Laborales le puede imponer una multa de tipo civil; además, si el trabajador fue despedido a consecuencia de tal conversación, entonces la Junta Nacional puede ordenar que el patrón desista de tal despido, pague por los daños causados y costos de reinstalación del trabajador, así como por su entrenamiento.



Click for more info

Click for more info

Click for more info

Click for more info

Click for more info